LAS INVESTIACIONES DEL ALOE VERA CONTUNUAN

E-mail Imprimir PDF
En 1973 el Dr. El Zawahry, profesor de dermatología de la Universidad de El Cairo y los Dres. Rasahd Hegazy y Helal, que trabajaban para los laboratorios Nile Company for Pharmaceuticals, publicaron un trabajos conjunto en el International Journal of Dematology que se convirtió en un clásico en las investigaciones del Aloe Vera. En dicho trabajo se recogían experiencias de tratamientos de úlceras crónicas en las piernas, con la pulpa de Aloe Vera. En el mismo se relataban casos concretos. El año 1974 el Dr. Logai, discípulo avetnajado del Dr. Vladimir Foaltov, publicó resultados positivos en tratamientos de hemorragias traumáticas en el ojo,con inyecciones de extracto de Aloe Vera. En 1975 Japón se suma a las investigaciones del Aloe Vera. El Dr. Fujita, de la Univesidad Fujita-Gakuen de Hisai, publica un trabajo que haría historia. Analizaba y demostraba la actividad antiinflamatoria de Extracto de Aloe Vera y desde entonces, las publicaciones de artículos edn revistas médicas profesionales, fueron informando sobre las más dispares y diversas investigaciones con aplicación terapéutica del Aloe Vera. Desde 1970, la industria del Aloe Vera fue tomando fuerza en los Estados Unidos. Desde entonces la investigación científica y médica sobre el Aloe Vera, fue adquiriendo dimensiones nuevas.

ESTUDIOS DEL ALOE VERA DE LOS AÑOS 50 y 60

E-mail Imprimir PDF
A partir de los descubrimientos e investigaciones con el Aloe Vera, numeros cintíficos se dedicaron a seguir estas investigaciones. En los años 50 y 60 fueron muchos los avances realizados. El Dr. Alexander Farkas de Miami presentó en 1954 una solicitud de patente para un medicamento inventado por él y destinado a tratar heridas por quemaduras de todo tipo. En un informe de diciembre de 1954 se contiene una relacion de las propiedades del Aloe Vera " El poliurónido de este medicamento, proviene de un polisacárido natural enlazado a una o mñas radicales ácidos exurónicos y a sales no tóxicas. Este medicamento posee notables propiedades curativas para las heridas abiertas y especialmente las producidas por quemaduras. Limpìa la zona afectda con rapídez y reduce el dolor, así como favorece la regenración total de los tejidos afectados, sin dejar ningún tipo de cicatriz. En 1963 los Dres. Blitz, Smith y Gerard, de Florida, realizados estudios y publicaron diversos informes detallados de cómo habían curado de Úlcera Péptica a 12 pacientes de diversas edades, concluyendo "Tan favorable ha sido la respuesta en el tratamiento, que tenemos la impresión clínica de que la medicación a base de Aloe Vera, puede retrasar e incluso prevenir la úlcera péptica" También en 1963 la Dra- Lorenzetti y otros doctores demostraron que el Aloe Vera, podía inhibir el desarrollo de muchos microornganismos tales como la Staphylococus aureus, Sataphylococus pyognes, Shigella paradusenteriae, Salmonella typhy o paratyphy, todos ellos causantes de muchas infecciones y algunas variedades de tifus y disentería.

MAS INVESTIGACIONES

E-mail Imprimir PDF
Tras las investigaciones de los Dres. Collins y del Dr. Carrol D. Wright, sobre los efectos del Aloe Vera en las quemaduras que producían los Rayos X en los pacientes que se sometían a estas exploraciones, hubo muchos dermatólogos que se interesaron por el Aloe Vera. El Dr. J. E. Crewe experimentó sobre otros tipos de quemaduras con la hoja cortada por la mitad del Aloe Vera. con el Aloe Vera en forma de ungüento ´comenzó a trarar otros tipos de quemaduras, producidas con agua hirviendo, por insolaciones, por el fuego, así como úlceraciones crónicas de la piel, eccemas, pequeñas heridas y algunos tipos de alergias dermatológicas. Publicó artículos en 1937 y 1939 en Minnesota Journal of Medicine, en los que afirmaba que los resultados al tratamiento con el Aloe Vera, no solo habían sido efectivos sino que además no ha´bían dejado cicatrices en los pacienters tratacos. En 1939 también los Dres. Adolph Loveman y Frederick Mandeville, publicaron sus resultados con un grupo de pacientes con quemaduras y que habían tratado con las hojas de Aloe Vera cortadas longitudinalmente y aplicadas en forma de compresas sobre las afecciones. Confirmaron que las curaciones habián sido completas, rápidas y sin dejar ningún tipo de cicatrices.

EL ALOE VERA Y EL AGUA

E-mail Imprimir PDF
Es una creencia generalizada que el Aloe Vera necesita poca agua. Es cierto que el Aloe Vera es un aplanta muy reesistente a la sequía y no muere con facilidad aunque no tenga agua. Pero es más cierto que sin agua, sus hojas se vuelven de color marrón y acaban secándose, por lo que aprovechamiento comercial es mulo. El riego necesario para el Aloe Vera plantado en la tierra, va en función de la estación del año. Lluviosa o seca. En la primera no necesita apenas agua, en todo caso algún riego corto para suministrale nutrientes. En época seca, los riegos suelen ser de 2 ó 3 veces semanales por goteo y de una vez quincenal si el riego es por inundación. Con esto se consiguen unas plantas con hojas verdes y gruesas, repletas de la pulpa que nos proporciona los productos tan estimados por los consumidores.

LA INVESTIGACIÓN DEL ALOE VERA

E-mail Imprimir PDF
La investigación de las aplicaciones del Aloe Vera como planta curativa, comienza en los años 30 del siglo XX. Los doctores Collins, padre e hijo, descubren que las quemaduras, ulceraciones y escamaciones de la piel, producidas por las exploraciones con Rayos - X, son curadas con la plicación de las hojas del Aloe Vera, partidas a lo largo y una vez aplicada la parte de la pulpa, sobre las zonas afectadas. Inventaron el Avangel, ungüento a base de Aloe Vera. En 1935 " The American Journal of Roetgenelogy " publicaba un artículo de estos doctores en el que se exponía el tratamiento con Aloe Vera en 50 enfermos con quemaduras producidas por os Rayos - X, con extrarodinarios resultados.

Más artículos...

Pág. 1 de 2